El Whatsapp, cómo ha influido en nuestro modo de vida

Whatsapp inc. fue creada en el año 2009 por Jan Korum y en principio fue creado como agenda “inteligente” para ver si un usuario estaba en ese momento libre para hablar o estaba ocupado y era mejor  contactarla en otro momento.

Ni su propio creador era consciente del éxito que tendría tal herramienta en nuestras vidas y como las cambiaria haciéndonos “adictos” al Whatsapp.

Para hacernos una idea en el 2016 ya éramos más de mil millones de usuarios, sí mil millones, superando los cien millones que tenía el messenger de facebook.

Desde su creación hasta ahora, esta aplicación ha ido evolucionando y mejorando a pasos gigantes. Hoy en día no solo podemos enviar mensajes de texto, podemos enviar fotos, vídeos, crear grupos, hacer llamadas e incluso videollamadas, y todo esto si estamos conectados por wifi nos sale todo gratis porque funciona a través de internet, y si no pues nos va consumiendo de nuestros datos contratados con nuestra compañía de telefonía.

Cuidado con la adicción.

Como en todos los avances tecnológicos, el whatsapp está hecho para intentar mejorar nuestras vidas y hacerlas más cómodas. El cómo utilizamos esa tecnología es lo que hará que nuestra vida sea más fácil y cómoda o bien nos perjudique aunque no nos queramos dar cuenta. No caigamos en la tentación de depender de todos estos avances y tomar fijación en ellos como hace muchísima gente.

Evita los accidentes

Estoy cansado de ir por la calle y ver la gente con el móvil en la mano y mirando la pantalla con los mensajito o los envíos de tonterías y no mirar sin tropiezan con alguien, cruzar las calles sin mirar, ir en el coche mirando el móvil sin prestar atención al volante, luego pasa lo que pasa y viene la frasecita “yo no quería” , y yo digo vamos a ver, si tu no querias entonces por qué en vez de fijarte por donde vas ya sea andando o en coche vas mirando el móvil, ¿no eres consciente de que en un milisegundo de despiste puedes provocar un accidente?. A bueno que con decir “yo no quería” lo tenéis solucionado verdad.

Conclusión

A este tipo de cosas me refiero con la adicción, no nos hace darnos cuenta de lo peligroso que es despistarnos con la tecnología en ciertos aspectos de la vida cotidiana.

Os aseguro que no pasa nada por contestar un mensaje cuando ya hayas terminado de conducir o si vas andando pararte contestar y luego seguir con tu camino.

Cualquier herramienta que nos proporciona la tecnología, incluida whatsapp es una bendición siempre que se use como es debido, puesto que están para mejorar nuestra calidad de vida, así que no las estropeemos.